Coma Saludable

Tiempo para comer

Tiempo para comer

Para la mayoría de nosotros, encontrar tiempo para sentarnos a comer puede ser difícil. Pero, ¿sabía que las familias que comen juntas, también tienden a comer mejor y son más saludables? Los niños y adolescentes que tienen comidas en familia comen mejor, se sienten mejor sobre sí mismos, se llevan mejor con los demás y sacar mejores calificaciones. Aquí hay 5 de sacar el mejor provecho de las comidas en familia para su máximo beneficio:

1. Siéntense a comer.
La meta de las comidas en familia es que todos se junten y convivan mientras comparten una comida. Ahora no es tiempo de preocuparse por tener una cocina perfectamente limpia o la mesa puesta. Usted se puede poner creativa y tener almuerzos como picnic sobre una manta en la sala si lo prefiere.

2. Busque ideas originales (cena).
Las comidas en familia no tienen que ser una cena o comida nocturna. Los horarios competitivos o las actividades después de clases pueden significar que no todos están en casa para comer a la misma hora. Sentarse a comer un bocadillo después de una mañana ocupada, podría funcionar bien con los niños que todavía no van a la escuela. O quizá en un día libre del trabajo es cuando todos pueden comer juntos. Las comidas en familia son para usted y su familia. Busque la hora que funcione para usted y de ahí parte.

3. Mantenga la conversación feliz y positiva.
Enfoquen la conversación en lo que hicieron durante el día. Hablen sobre lo que hicieron o lo que los hizo reír. Les puede preguntar a todos cuál fue la parte favorita de su día. Mantenga un frasco con temas de conversación en papelitos para cuando necesiten tomar una idea.

4. Desconéctese.
No es un secreto como cómo distraen el teléfono, televisión u otras pantallas en la casa. Apague los programas y guarden los teléfonos. Quitar las distracciones ayuda a que todos se enfoquen en la comida y en los demás.

5. Promueva la independencia.
Ponga una mesa saludable y deje que todos, incluyendo los niños, decidan qué y cuánto quieren comer. Evite comentarios sobre el peso y forma del cuerpo y confíe en que sus hijos comerán suficiente de la comida que deben con el tiempo.